Isabel Acuña, la autora que cambió el argumento de las novelas románticas

9:19:00 a. m.


De lectora incansable a escritora best seller con un brillante futuro por delante

Bogotana de nacimiento, barranquillera de corazón. Dulce, simpática y conversadora, así es Isabel Acuña, una bacterióloga que tras 15 años de ejercicio decidió dejar su profesión para dedicarse a su gran amor: la escritura. 

Lectora de toda la vida, que vio en las redes sociales la oportunidad para darse a conocer, al mismo tiempo que compartía con otros autores y continuaba alimentado su vena de comelibros.

Si bien en un principio llegó a pensar que el camino no sería tan cuesta arriba, luego entendió que trabajar en una novela no era simplemente sentarse a escribir, sino que requería de saber del oficio.

Quien ya la ha leído sus obras puede afirmar el amor que siente por su país, pues lo deja muy claro en la trama de muchas de sus obras, donde suele tocar temas bastantes delicados, pero siempre bien fundamentados y unidos a historias de amor y superación. Es así como ella deja su huella…


- Sus novelas tienen un trasfondo social. Por ejemplo, en "Devuelta a tu amor" toca los secuestros planificado por guerrilleros colombianos, y en "Entre el valle y las sombras" habla sobre los asesinatos de grupos ilegales y sobre las familias desplazadas. ¿Qué le motiva a juntar estos temas con el género romántico?
He sido lectora del género romántico toda la vida.  Lo amo, me apasiona y por eso decidí escribirlo. Pero quise hacerlo un poco diferente a lo que normalmente leemos. No quería eso de "chico conoce a chica, conflicto, el conflicto se resuelve, vuelve otra crisis, se contentan y ya". Tengo mucho que contar de mi país como para poder hacer algo distinto.


- ¿De dónde surgen sus ideas para escribir las novelas?
La idea de "De vuelta a tu amor" se me ocurrió cuando liberaron a un general de la policía que duró muchísimos años secuestrado en la selva. Cuando yo vi a esa pareja reencontrándose, después de tantos tiempo, pensé: "Dios mío, qué hay detrás de esta historia", y fue ahí donde se me ocurrió escribir la novela del Gabriel y Melisa. Saqué el esquema y me senté a escribirla de un tirón. 
"Entre el valle y las sombras" tocó un punto álgido de la situación de mi país. Fue en el año en que empezaron a aparecer las fosas comunes, en que las minas tenían atormentados a todos, y donde hubo una gran cantidad de desplazados. A mí me duele mucho mi país, por eso me puse a estudiar para hacer una historia sobre ello. Quería el trasfondo social, pero al mismo tiempo lo quería con una historia de amor intensa, como lo es la de Miguel y Olivia.

- Se podría decir que sus personajes no son perfectos.
Yo no quiero personajes maniquí. Mis personajes en su físico o en su personalidad siempre tienen que tener oscuridad, la cual deberán superar. Eso es lo que los hace más humanos.  Casi todos mis personajes son imperfectos, menos Peter Stewart de mi novela "Cerca de ti". Él es el único perfecto, un príncipe azul, pero lo creé así porque la protagonista lo necesitaba. Ella es la contraparte de él. Por todo lo que sufrió Lilian, se merecía esa clase de hombre, así de perfecto. 

- ¿Qué supuso el éxito de "De vuelta a tu amor"?
Me sorprendió mucho. Yo estaba en San Francisco visitando a mi hermana cuando publiqué la novela, entonces aproveché para pedirla en papel en Amazon y así poder regalársela a mi familia. Yo no tenía grandes expectativa con mi libro, pero comencé a ver cómo iba escalando posiciones hasta colarse en los primeros lugares. Fue desde ese momento cuando comenzaron a contactarme los blogs para conocerme, para saber quién había escrito esa novela. Ahí fue cuando comencé a trabajar de verdad. 
Por supuesto, para ese entonces, yo ya había construido una plataforma de autor durante más de año y medio. Tenía un blog donde hacía reseñas de novelas románticas, así que algunos ya me conocían.

- ¿Y qué pasó con “Entre el valle y las sombras”?
Para esa época ya tenía un segmento especial de lectores de "De vuelta a tu amor", pero cuando publiqué "Entre el valle y las sombras" no tuvo tanto éxito, pero se debió a que tiene un tema muy denso, no es algo que se pueda leer en una tarde tranquila y ya. No. Es una novela fuerte, que tiene muchas emociones. Yo estaba desconcertada, y pensé: "¡Ay no! Como que ya no voy a escribir nada más de Colombia", y me fui por la serie "Un amor para siempre". 
Cuando publiqué "Hermosa locura"… pues esa es la novela que más he vendido en el tiempo que lleva publicada. Es el libro por el que muchos me han conocido. Un gran segmento de mis lectores me conoció con esa novela, y luego comenzaron a interesarse en mis libros anteriores. Fue aquí donde gané una importante población de niñas, porque la mitad de "Hermosa locura" es juvenil, y lo demás es de adultos, así que gané un segmento muy importante de lectoras de novelas románticas de entre 18 y 23 años.
Así que tengo a mis lectores que me conocieron por "De vuelta a tu amor”, pero lo que me dio ese salto internacional fue sin lugar a duda "Hermosa locura”.

- Además de las espontáneas apariciones de los esposos Preciado en las historias de sus amigos, ¿tendremos más de ellos en un futuro? 
“De vuelta a tu amor” tiene un epílogo, “La unión”. Luego, ellos vuelven brevemente en “Entre el valle y las sombras”, y un poquito en “Tal vez en otra vida”. Mis lectores quedaron enamorados de esta pareja, y es normal que quieran saber más de Gabriel y Melisa. Pero por ahora, los dejaré descansar. 


- ¿Cuáles son sus próximos proyectos?
Actualmente estoy escribiendo la novela de Jorge Robles, el hermano de Miguel [protagonista de "Entre el valle y las sombras"]. Todo el mundo me ha pedido esta historia, entonces les voy a dar el gusto, y será un libro muy intenso. Por supuesto, aquí podrán leer un poco sobre Miguel y Olivia. 
Para 2017, aspiro tener la historia de Alexander, un personaje secundario de "Tal vez en otra vida". Él es un personaje bastante fuerte, y por un momento me dio susto porque estaba tomando bastante protagonismo, así que próximamente sabrán más de él, y ahí leerán también un poquito de Álvaro y Sofía. 
Además, tengo pendiente, a solicitud de mis lectores, un epílogo o una historia corta de los protagonistas de la serie "Un amor para siempre". Quiero escribir algo de las tres parejas, y dependiente del número de páginas podría ser un regalo o una novela como tal.

- ¿Qué siente al poner la palabra "Fin"? 
Yo lo programo cuando estoy haciendo el esquema de mis novelas, aunque no siempre lo cumplo, porque muchos personajes hacen lo que quieren. Entonces me toca ponerlos en cintura y decir "por aquí es que vamos". Pero yo sé que cuando he cerrado los distintos ciclos y he resuelto todos los conflictos de la historia, y mira que me fijo muchísimo en no dejar nada en el aire, que todo esté concluido; es ahí, en ese momento, cuando comienzo a escribir las escenas finales y el epílogo. Ya cuando escribo la palabra "Fin", tengo sentimientos encontrados. Por un lado, contenta porque es un proyecto que finalizo; pero por el otro, me da nostalgia porque tengo que despedirme de los personajes, los cuales ya no formarán parte de mí día a día. Me quedo como desocupada, como si un par de hijos se me hubiese ido de la casa. 

- ¿Qué huella deja en ud sus personajes tras terminar una novela?
Dejan bastantes huellas. Por ejemplo, con Gabriel y Melisa, a mí ella me conmovió por todo lo que tuvo que pasar, sola y junto a él. Cuando escribía, yo lo sentía a él en la selva, sentía su angustia y después todo su trauma. Con Olivia… la amé inmensamente por su fortaleza y su bondad. La verdad es que "Entre el valle y las sombras" es la novela que tiene más de mí, de mi forma de ser, de mis pensamientos. Es un libro muy especial, yo la llamo “la novela de mi alma”, y aunque considero que un autor no debería de tener un libro propio favorito, puedo decir que amo a "Entre el valle y las sobras", porque fue escrita en un momento que tenía muchas cosas que sacar de mi, y las pude plasmar en esta obra. 

- ¿Qué hace tan especial para ud "Entre el valle y las sombras"?
Es ver ese  tormento de Miguel y cómo trataba yo de suavizarlo. Me ponía en sus zapatos e intentaba analizar a un personaje que había sido víctima, que vio y vivió tantas injusticias, las cuales llegaron a ser el día a día de millones de colombianos. Ponerse en su piel e intentar suavizarlo, porque en un principio era muy, pero muy brusco, que hasta me llegaron a comentar que o pulía al personaje o iba a quedar como lo peor. Por lo que me tocó trabajarlo.

- Muchos coinciden en que "De vuelta a tu amor", "Entre el valle y las sombras" y "Tal vez en otra vida" pueden catalogarse como trilogía. ¿Ha pensado en tratarlas como tal?
No, yo prefiero tratarlas como novelas independientes, si bien son de personajes que están enlazados. 

- ¿Está satisfecha con todos sus libros o les cambiaría algo?
Solo a "Hermosa locura". A Julia y Nick les daría un final más intenso, siento que me faltó como una escena más en todo lo que ocurrió. Del resto de mis novelas, me siento satisfecha.

- ¿Tiene alguna manía a la hora de escribir?
Me gusta escribir en la mañana, con mi taza de café al lado, y con música. Depende del día a veces con música clásica, otros lo que en mi época llamábamos "música brillante", pero sobre todo con baladas.

- ¿Diría que la música que escucha a la hora de escribir afecta la forma en se desarrolla la historia?
Sí. Para cada novela tengo una canción, y es la que escucho durante todo el tiempo en que trabajo en ese libro. Cuando escribí "De vuelta a tu amor" el tema que tuve en mente fue "Te busco un bolero" en la voz de Celia Cruz; con "Entre el valle y las sombras" fueron "Aquí estoy yo" de Luis Fonsis y "La foto de los dos" de Carlos Vives; y con "Tal vez en otra vida" escuché "En esta no" de Sin bandera y "No digas nada por favor" de Cali y el Dandé.

- ¿Qué le aconsejaría a esas personas que quieren comenzar a publicar sus novelas?
Ante todo muchísima paciencia, porque el camino es escarpado, y nada fácil. También que no se tiren a apuntar su novela tan pronto terminaron de colocar la palabra "Fin". No se aceleren a publicarla, déjenla reposar un tiempo, y luego vuelvan a releerla. Después se lo pasan a un corrector o un lector beta, pero a alguien que ustedes sepan que va a tratar con mano dura su libro. Ya con el tercer borrador, ahí sí la pueden liberar. Si es con una editorial, mándenla con una buena carta, que atrape, y si es autopublicación deben procurarse una muy buena portada. 

- ¿Seguirá tocando temas sociales de Colombia en sus próximas novelas?
Pues en la novela de Jorge Robles tocaré los mismos temas sociales que en "Entre el valle y las sombras", cómo han trascurrido las cosas en el pueblo y cómo pueden mejorar. La historia se desarrollará 8 años después de que Jorge ha estado preso, saldrá en libertad y lo voy a sorprender con una muy buena noticia. Él va a tener un regalo, que va a ser sufrido, pero es un regalo al fin y al cabo. 


- Algunos autores escriben de localidades que no han visitados. ¿Es este su caso?
Conozco los lugares de casi todas mis novelas. La serie "Un amor para siempre" se desarrolla en San Francisco y lo conozco, al igual que California, Los Ángeles y Las Vegas. También conozco la Universidad de Stanford, donde estudiaron los personajes de la saga. De "Tal vez en otra vida" he visitado New York, pero no Europa, así que con París me tocó puro Google Earth y lo que leía en los libros.

- ¿Cómo se documenta a la hora de crear sus personajes?
Leyendo cantidades. Por ejemplo, con Gabriel y su temática del secuestro leí muchos testimonios para poder crear el clima de la novela. Con "Entre el valle y las sombras" me pasó una cosa muy curiosa, tenía que darle profundidad al personaje de Olivia, ella es trabajadora social con especialización en solución de conflictos, así que entré en una página del gobierno, el Centro de Memoria Histórica de Colombia, donde leí sobre la labor de los gestores de paz. Así que hice el curso de gestor de paz por Internet, realicé todas las pruebas, leí todo para documentarme bien, y así poder entender y darle sentido a lo que hace Olivia. En resumen: sí, me documento bastante. A veces leo toda una tarde para escribir medio párrafo.

- ¿Qué tal lleva las críticas?
Uno debe llenarse de humildad cuando muestras sus trabajos al mundo, porque es algo que ha salido de ti, y uno tiene que prepararse para lo bueno y lo malo. No se puede esperar que todo sea color de rosa. Una vez visité una página y había unas críticas terribles de mis novelas. Yo quedaba aterrada, las habían destrozaban. Pero al final del día, esas críticas también sirven, porque te hacen tener los pies bien puestos sobre la tierra. Yo agradezco muchísimo los comentarios, y el amor que le tienen a mis historias, pero también crezco con los negativos, siempre y cuando sean con respeto, pues me permiten mejorar. 

- ¿Qué opina de la piratería literaria?
Es un tema complejo y que toca muchas susceptibilidades. El debate de la piratería lleva muchos años, y sigo diciendo que es tapar el sol con un dedo. Un vuelco profundo en la educación podría ser un buen inicio. Los autores deseamos vivir de lo que escribimos, son nuestras historias, pagamos una corrección, pagamos las diferentes portadas, nos esmeramos en entregar un producto de buena calidad. Hay muchas historias gratis todos los días en Amazon, hay cantidades de páginas que realizan cientos de sorteos al año para que las historias puedan llegar a los lectores que no pueden acceder a ellas. Sé que hay muchas causas por la que se da la piratería: el precio costoso de los libros y los impuestos, entre otros; pero el aumento de las descargas ilegales no deja de ser descorazonador para algunos escritores. Otros, lo aprovechan como pantalla publicitaria y no le prestan la menor atención.

- Un mensaje final para sus lectores.
Estoy muy contenta con la recepción que han tenido mis novelas. La verdad es que agradezco muchísimo el apoyo, y el que compartan los artes de mi historia, así como las opiniones, pues gracias a ello cada día hay más personas interesadas en leerme. Así que, ¡MUCHÍSIMAS GRACIAS!
Para mí, ustedes mis lectores, son primero que todo, porque sin su apoyo no me estaría dedicando actualmente a escribir de la manera en que lo hago. 


Una gran y larga entrevista que vale cada minuto. Una conversión increíble de una hora de duración. Una mujer espectacular, de fácil trato y con un corazón enorme. Estamos sumamente agradecidas con Isabel Acuña por habernos dedicado este tiempo y sus palabras.

De esta entrevista nos llevamos una frase muy hermosa que Isabel compartió con nosotras: “La vida es mejor con un libro entre las manos”. Estamos 100 % de acuerdo.


PD. Texto redactado por la periodista Mónica Da Rocha. Antes de tomarlo y difundirlo, por favor contactarnos para solicitar la autorización.

You Might Also Like

5 comentarios

  1. Mis queridas amigas de Books Lovers Spanish mil gracias por el rato compartido fue una enriquecedora entrevista y gracias también por todo el apoyo brindado. Mis felicitaciones por el blog, está fabuloso.Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. Isabel es una gran autora pero sobretodo una persona maravillosa de la que se aprende muchísimo. Preciosa entrevista.

    ResponderEliminar
  3. Amé demasiado la hermosa entrevista pues conocí un poco más de la mujer y especial autora!! Me encanta sus libros!!

    ResponderEliminar
  4. Muy linda entrevista. Sencilla y profunda, permite conocer más a fondo a a Isabel y nos aproxima a sus novelas.

    ResponderEliminar
  5. Es demasiado sencilla ésta mujer, qué entrevista tan linda y cálida, me gustó muchísimo. Gracias por compartirla chicas de Books Lovers. :)

    ResponderEliminar